Enviá tu WHATSAPP a la radio

EMERGENCIA SANITARIA CORONAVIRUS

UNIDOS: Vencemos al Coronavirus | CONSULTAS POR SÍNTOMAS SANTA FE: 0800 555 6549 | DENUNCIAS CUARENTENA SANTA FE: 0800 555 6768 | DENUNCIAS AUMENTO DE PRECIOS SANTA FE: 0 800 555 6768 opción 3 | VIOLENCIA DE GÉNERO SANTA FE: 0800 777 5000 | DENUNCIAS CUARENTENA EN ENTRE RÍOS : 0800-777-8476 | LÍNEA GRATUITA DE CÓRDOBA : 0800-888-0054 | IINGRESO FAMILIAR DE EMERGENCIA: www.anses.gob.ar | EMERGENCIAS MÉDICAS: 107 | ASESORAMIENTO PARA ARGENTINOS EN EL EXTERIOR: +5491162717291 / +5491144113057 | ASISTENCIA A ADULTOS MAYORES Santa Fe ciudad: 0800 777 5000 |

 En vivo

Radio LT9

Internacionales

La reina Isabel II estableció un "período de transición" para Harry y Meghan

Los duques de Sussex repartirán su tiempo entre Reino Unido y Canadá, aunque la monarca ha señalado que habría "preferido que siguieran siendo miembros de la familia real a tiempo completo".
MARTES 14 DE ENERO DE 2020

La reina se inclinó al final por un 'Megxit' blando. Siguiendo el camino trazado por el Brexit, Isabel II accedió a conceder "un período de transición" a Harry y Meghan, para que puedan repartir su tiempo entre Reino Unido y Canadá, y buscar su "independencia financiera" lejos de la familia real, como ellos querían.

En un inusual comunicado lleno de referencias personales ("mi familia", "mi nieto"), la monarca de 93 de años ha dado temporalmente por zanjada la crisis desencadenada por los duques de Sussex, cuando anunciaron su intención de dejar de ser miembros 'senior' de los 'Royals'. 

Al cabo de dos horas y media de cónclave familiar en la residencia de Sandringham, Isabel II ha dicho "apoyar por completo el deseo de empezar una nueva vida" por parte de su nieto predilecto y su esposa norteamericana. En la reunión participaron el príncipe Carlos, al regreso de un viaje oficial a Omán, el propio Harry y el príncipe William, que ha negado públicamente las noticias sobre su mala relación con su hermano pequeño. Meghan Markle ha estado supuestamente en contacto con ellos por videoconferencia desde Canadá.

"Aunque habríamos preferido que siguieran siendo miembros de la familia real a tiempo completo, respetamos y entendemos su deseo de llevar una vida más independiente mientras siguen siendo una parte valiosa de mi familia", ha admitido la reina tras la insólita cumbre de los Sussex. "Harry y Meghan han dejado claro que no quieren depender de fondos públicos para su nueva vida", ha añadido la reina, dejando en el aire la posible renuncia de los duques de Sussex a la asignación de más de 2,5 millones de euros anuales que reciben del príncipe Carlos a través del Ducado de Cornualles, su principal fuente de ingresos.

Los duques de Sussex, Harry y Meghan. 

"Hay asuntos complejos de la familia que tenemos que resolver y aún nos queda trabajo por hacer, pero he pedido que se tomen las decisiones finales en los próximos días", ha concluido la reina. Al término de la reunión, y pese a desmentir las tensiones entre ellos, William y Harry abandonaron Sandringham por separado y en sus respectivos coches. Tras el principio de acuerdo para un "período de transición", Harry podría dejar las cuestiones prácticas en manos de los abogados y los expertos reales a partir de esta semana, cuando irá al encuentro de Meghan y su hijo Archie en Canadá.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha intervenido personalmente en la crisis creada por la decisión de los duques de Sussex y se ha mostrado dispuesto a correr con los gastos para garantizar su seguridad durante las estancias de la pareja en Canadá.

En el cónclave real participan también una larga decena de expertos del Palacio de Buckingham, del palacio de Kensington y de Clarence House para indagar en el impacto de la declaración de independencia efectuada la semana pasada por los duques de Sussex y que ha provocado una de las mayores crisis en la familia real desde la abdicación de Eduardo VIII en 1936. El príncipe Felipe de Edimburgo, que ha criticado en privado el "desplante" de Harry a su abuela, se ha mantenido en segundo plano pero ha querido desplazarse también a la residencial real para dar su apoyo moral a la reina.

La reunión de Sandringham ha servido para explotar todos los escenarios posibles entre el 'Megxit' duro (el exilio de la pareja a Norteamérica, donde vivirían a caballo entre Toronto y Los Ángeles) y el 'Megxit' blando (distribuyendo su tiempo en el Reino Unido y manteniendo su residencia del chalé de Frogmore en Windsor).

Los abogados de la Casa Real han advertido que si la pareja decidiera vivir a caballo entre Reino Unido y Canadá podría verse obligada a pagar impuestos en los dos países. Las leyes británicas obligan a declarar a quienes pasen más de 90 días al año en el país, frente a 183 días en Canadá. No se descarta sin embargo una intervención política de alto nivel para evitar la duplicidad de impuestos.

El mantenimiento de la "ayuda" real, así como el futuro de la residencia de Frogmore (renovada para la pareja por 2,5 millones de euros con cargo al erario público) han sido otros de los puntos calientes de la negociación. Harry y Meghan han renunciado a su condición de miembros 'senior' de la familia real, pero confían no sólo en mantener sus títulos, sino en exprimir la marca de los duques de Sussex y hacerse millonarios.

Harry y Meghan (rebautizados como H&M por su visión comercial) esperan convertir su sitio web sussexroyal.com en la plataforma para promocionar más de medio centenar de productos. En abril, pretenden lanzar una fundación con el respaldo y el apoyo económico de Ophra Winfrey, los Clinton y los Obama, entre otros. Los dos aspiran a entrar también en el circuito millonario de conferenciantes y marcar su propia agenda, lejos de las obligaciones reales.

Pese a la contrariedad expresada por la reina tras el anuncio de la pareja, la propia Isabel II ha llegado a conclusión de que hay que hay aprovechar la "disrupción" causada por Harry y Meghan para introducir reformas en los férreos protocolos de la monarquía y permitir una mayor libertad de acción a sus miembros, pensando ya en la generación de los hijos de los duques de Cambridge.

Según ha revelado el documentalista de la ITV Tom Bradby, amigo personal de Harry, los duques de Sussex estaban dispuestos a conceder una entrevista a una cadena norteamericana contando la verdadera historia de su decisión de marcar distancias con la familia real. Bradby, que siguió a la pareja durante su último viaje oficial a África, asegura que Meghan se sentía cada vez más limitada por no poder expresar sus opiniones y que los dos temían que los 'Royals' acabaran relegándoles de sus funciones.

Fuentes citadas por 'The Times' aseguran que la decisión de dar el salto a Canadá fue esencialmente de Meghan: "Harry se ha visto bajo una intensa presión para elegir. Ha sido triste para él. Lo que él quiere es una situación intermedia".

Fuente: BBC

NOTICIAS RELACIONADAS


MAS LEÍDAS

ONDA 9 S.A - 4 de Enero 2153 - (0342) 410 9999 3000 Santa Fe Argentina
Suscribite a nuestro Newsletter